En respuesta a Darrow Miller

Hace unas pocas semanas, publiqué una “crítica empática” sobre el libro de Darrow Miller Discipulando naciones: El poder de la verdad para transformar culturas. Él respondió amablemente con varias declaraciones extensas. Los animo a leer mi artículo, partes uno y dos, junto con los comentarios.  Publiqué mi respuesta al final de sus comentarios, en la segunda parte del artículo, en inglés. No obstante, dado que nuestro diálogo es público, decidí publicar la misma respuesta aquí y en español.

Darrow,

Me alegró recibir su respuesta a mi crítica. Mi sitio web tiene una visibilidad bastante limitada y, a veces, bromeo que no es más que un pequeño ácaro, que está en la espalda de una mosca, sobre un perro sarnoso y sin raza. Si bien el sitio está ganando lectores, raramente recibo respuestas. Por eso, su reflexivo comentario fue una grata sorpresa.

Su tono también fue amable y abierto y se corresponde con la forma en que lo describo en mi artículo. Será un placer conocernos cuando vuelva a Argentina. Tiene razón en que tenemos puntos en común, al menos, en cuanto al diagnóstico. Sospecho que diferimos en las opciones para la prescripción. No soy un realista “optimista” como usted.

Voy a hacer tres comentarios breves, porque “un análisis tan reflexivo como el suyo merece una respuesta atenta”. 😃

Primero, no sólo leí su libro (dos veces), también lo estudié. Tomé notas, hice referencias cruzadas, busqué citas que otras personas hicieron de sus textos, busqué otras críticas y miré la página web de su ministerio. Probablemente, haya editado y reeditado mi artículo más de veinte veces. También le envié borradores a mis amigos pidiéndoles sugerencias y críticas. Tres de esos amigos son personas de una formación muy vasta. Otros cuatro, son argentinos cristianos y reflexivos. Exceptuando una crítica negativa, todas las respuestas fueron positivas (de hecho, incluso la respuesta no tan positiva, fue útil).

Segundo, en sus comentarios se refirió a varios textos adicionales de su autoría y de otros autores, y aprecio eso. En mi artículo, llamé la atención de los lectores sobre recursos que se encuentran en mi sitio y, entre ellos, dos artículos que yo mismo escribí. Le sugeriría leer “Un lugar en la mesa: la participación del cristiano en la política dentro de un contexto post-cristiano” y “La misión de Dios y la prosperidad económica” (están en mi página en español, pero si desea leer la copia en inglés, puedo enviársela). En el primero de esos artículos, “Un lugar en la mesa”, verá que mi visión sobre la participación del cristiano en la sociedad es distinta de la suya (aunque no es incompatible). También, lo invito a leer algunos de mis artículos de blog (se encuentran en la sección “English Page”).

Tercero, si damos por sentado que su optimismo es justificable, me pregunto cómo se implementaría. ¿Cuál es la infraestructura (instituciones, factores económicos, ideas, educación, recursos humanos) necesaria para concretar sus planteos? La infraestructura es un tema que resalto en varias de las preguntas que propongo al final de la segunda parte de mi artículo. Es un tema que me interesa. Incluso, si su optimismo y visión fueran plausibles, haría falta hacer cambios enormes y a largo plazo, en términos de educación (teológica y general), inversión económica y liderazgo en la iglesia.

Por último, usted dice: “Richard, no sé si lo que he escrito demostrará que tenemos posturas más parecidas de lo que pensábamos o, todo lo contrario. Quizás, confirme su inquietud y demuestre que diferimos aun más de lo que creíamos. Cualquiera sea el caso, valoro mucho la oportunidad de entablar un diálogo tan profundo con usted”. Gracias. También me gustaría tener un diálogo con usted. He sabido un poco más de usted por sus libros, videos, los comentarios sobre mi crítica y el último Congreso de la Biblia que tuvo lugar aquí en Buenos Aires. Me gustaría contarle más sobre este sitio web, Cosmovisión Bíblica, y el ministerio de Global Scholars, (incluida la futura Society of Christian Scholars).

Siendo honesto, creo que descubriremos áreas en las que podemos cooperar y áreas en las que deberíamos trabajar de forma individual o en paralelo. De hecho, sospecho que los ministerios de Cosmovisión Bíblica y Global Scholars en el largo plazo, apoyarán su trabajo.

Bendiciones hasta que nos veamos,

Richard

 

2 comentarios

  1. Richard: Leí tu blog sobre el trabajo del Sr. Darrow Miller y también leí las respuestas del escritor a los artículos que escribiste. Pensé que era un buen intercambio, pero no puedo dejar de pensar que el verdadero problema no es tanto lo que piensa, escribe y publica Darrow Miller, sino más bien la importancia que se le ha dado a su trabajo aquí en Argentina. Creo que esto responde al hecho de que una gran parte de la iglesia evangélica tiene una agenda política definida y personas como Miller funcionan como el “experto extranjero” que fortalece y ratifica el contenido ideológico de su planteamiento. También considerao que la fácil aceptación de su mensaje se debe al exitista y prometedor tono de “esperanza” que parece provenir del pensamiento de Miller, ya que la iglesia evangélica en América Latina ha sido en general una minoría marginalizada, a menudo empobrecida o rural. Espero que Dios levante hombres y mujeres dedicados al estudio de la Biblia que puedan pensar mas profundamente estos asuntos en el futuro cercano.

    Me gusta

  2. Hola Richard,
    Es un placer recibir su respuesta. Nuestra discusión ha sido una grata sorpresa. Hemos publicado nuestro diálogo en Darrow Miller and Friend (Disponible en español en darrowmilleryamigos.com). A los lectores les han interesado mucho nuestra conversación y también el tono de nuestro intercambio. ¡Muchísimas gracias!
    Le interesará saber que acabo de hablar con Cristian de la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera, el encargado de la conferencia donde usted y yo vamos a presentar. La primera cosa que me dijo fue que justo antes estaba hablando con usted. ¡Qué maravilla es la Providencia de Dios! Y pensar que empezamos este diálogo sin conocernos el uno al otro y después enterarnos de que nosotros dos estaremos presentando en el Encuentro Global de Influencia Bíblica de la Sociedad Bíblica Argentina. Espero conocerlo y pasar un tiempo continuando nuestra interacción.

    Mensaje original de Richard: [Voy a hacer tres comentarios breves, porque “un análisis tan reflexivo como el suyo merece una respuesta atenta”. Primero, no sólo leí su libro (dos veces), también lo estudié. Tomé notas, hice referencias cruzadas, busqué citas que otras personas hicieron de sus textos, busqué otras críticas y miré la página web de su ministerio.]

    Respuesta de Darrow: -Me siento honrado de que usted tomara tanto tiempo. Eso indica su seriedad y afirma la necesidad que tenía yo de responder.

    Mensaje original de Richard: [Segundo, en sus comentarios se refirió a varios textos adicionales de su autoría y de otros autores, y valoro eso. En mi artículo, llamé la atención de los lectores sobre recursos que se encuentran en mi sitio y, entre ellos, dos artículos que yo mismo escribí. Le sugeriría leer “Un lugar en la mesa: la participación del cristiano en la política dentro de un contexto post-cristiano” y “La misión de Dios y la prosperidad económica” (están en mi página en español, pero si desea leer la copia en inglés, puedo enviársela). En el primero de esos artículos, “Un lugar en la mesa”, verá que mi visión sobre la participación del cristiano en la sociedad es distinta de la suya (aunque no es incompatible). También, lo invito a leer algunos de mis artículos de blog (se encuentran en la sección “English Page”).]

    Respuesta de Darrow: -Sí, Richard, me gustaría leer los dos artículos en inglés a los que se refirió. Le agradecería que me los enviara. Pueden ser más “alimento” para nuestra discusión. También, leeré algunos de sus blogs.

    Mensaje original de Richard: [Tercero, si damos por sentado que su optimismo es justificable, me pregunto cómo se implementaría. ¿Cuál es la infraestructura (instituciones, factores económicos, ideas, educación, recursos humanos) necesaria para concretar sus planteos? La infraestructura es un tema que resalto en varias de las preguntas que propongo al final de la segunda parte de mi artículo. Es un tema que me interesa. Incluso, si su optimismo y visión fueran plausibles, haría falta hacer cambios enormes y a largo plazo, en términos de educación (teológica y general), inversión económica y liderazgo en la iglesia.]

    Respuesta de Darrow: -Richard, como muy correctamente usted distinguió, hay una diferencia entre la perspectiva optimista del futuro y la implementación real de tal perspectiva.
    Yo diría que el “secreto” no es un manual sino la aplicación de los principios bíblicos al gobierno, la economía, la educación, las ciencias, etc. No son “10 Pasos Fáciles”, sino una conjunto de principios que, cuando se aplican, traen transformación. Los “10 pasos” son el “qué.” Es la maravilla y el poder del “por qué” que proveerá la motivación y dirigirá el trabajo.
    La Reforma en Europa, las campañas de avivamiento de Wesley, y el primer Gran Despertar en los EEUU son grandes ejemplos de que este tipo de cambio puede suceder en un nivel nacional enorme (hasta un nivel continental) en un plazo de tiempo relativamente corto, con el instrumento principal siendo, lo que me gusta llamar, la “iglesia de lunes.” Déjeme explicar.
    En este tiempo vemos, con demasiada frecuencia, la iglesia como un edificio donde se reúne la gente los domingos para adorar. Esta es la iglesia de los domingos que se entiende como “ir a la reunión.” Pero la iglesia no es un edificio. La Biblia habla de una iglesia como un pueblo, como la novia de Cristo, un real sacerdocio, una nación santa, como “kiononia” (comunión). La iglesia se reúne los domingos para adorar y equipar y después se dispersan los lunes por toda la sociedad para discipular y servir. La misma gente que se reúne los domingos sigue siendo la iglesia los lunes. La mayoría de la obra de la iglesia se realiza entre el lunes y el sábado.
    La Reforma en Europa no era simplemente un avivamiento espiritual, era una reforma de países en el norte de Europa que comenzó con la educación y luego llegó a incluir las ciencias, la economía, y la política. El reordenamiento y reestructuración de las sociedades fue el resultado de la prédica de todo el Consejo de Dios, y la aceptación de políticas basadas en principios bíblicos, las cuales fueron aplicadas en todas las áreas de la vida, tanto por el príncipe como por el pobre.
    Las campañas de avivamiento de Wesley produjeron reformas en todas esferas de la sociedad inglesa. Los hijos e hijas espirituales de Wesley se organizaron (los “Métodos” de Wesley) para ir más profundo en al conocimiento y aplicación de la palabra de Dios. La Secta de Clapham, entre cuyos miembros se incluía William Wilberforce, demostró como un grupo bien organizado podría ser usado por Dios para reformar una sociedad entera. Terminaron reformando el sistema penitenciario, acabando con la esclavitud, trayendo la civilidad a la sociedad británica, reduciendo el consumo de drogas y alcohol, y, todo esto, en una sola generación. Estaban comprometidos, enfocados, y organizados para traer cambios considerables en Gran Bretaña. Y lo hicieron bajo el liderazgo de, y en colaboración con, el Espíritu de Dios. La Secta de Clapham fue un buen ejemplo de la “iglesia de lunes.”
    La historia de Arthur Guinness, el fundador de la cerveza Guineess, es un relato maravilloso de como uno de los discípulos de Wesley buscó aplicar los principios bíblicos en una cervecería. Stephen Mansfield relata la historia en “The Search for God and Guinness (traducido como “la búsqueda de Dios y Guinness”) Hasta un viejo bautista como yo no puede evitar considerarlo inspirador.
    El espacio no me permite elaborar como el Primer Gran Despertar en América fue el fuego que condujo a la fundación de nuestra nación basada en principios bíblicos y el concepto de un pacto.
    En la Alianza para el Discipulado de las Naciones, hemos reflexionado sobre lo que otros han hecho. Esas reflexiones están disponibles en una lectura y una serie de presentaciones de PowerPoint. Puede encontrarlas aquí.
    Sí, los cambios son enormes; y por eso, el potencial es muy emocionante. Estos cambios han ocurrido en el pasado, bajo el poder y la dirección del Espíritu de Dios y la intervención de la iglesia en una nación. Después de todo, es la obra de Dios. Es su misión, y él nos ha llamado a colaborar con Él, i.e estar en “co-misión” con Él para discipular las naciones.

    Mensaje original de Richard: [Por último…También me gustaría tener un diálogo con usted. Me gustaría contarle más sobre este sitio web, Cosmovisión Bíblica, y el ministerio de Global Scholars, (incluida la futura Society of Christian Scholars). Siendo honesto, creo que descubriremos áreas en las que podemos cooperar y áreas en las que deberíamos trabajar de forma individual o en paralelo. De hecho, sospecho que los ministerios de Cosmovisión Bíblica y Global Scholars en el largo plazo, apoyarán su trabajo.]

    Respuesta de Darrow: -Richard, quedo a la espera de continuar nuestro diálogo. Será muy bueno tener más tiempo juntos en el Encuentro Global el mes que viene en Argentina. Espero escuchar más sobre su vida y trabajo, y también dialogar personalmente algunos de los temas sobre los cuales todavía nos interesaría interactuar. También podríamos explorar áreas específicas en que podemos colaborar.
    Bajo las mismas alas,

    Darrow Miller

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .