Dios creó a mi hija a la perfección (por Stephanie Weaver)

(Nota: Stephanie Weaver es mi hija mayor. En la foto pueden verla junto a mis nietas, Cheyenne [a la izquierda] y Alyssa [delante de Stephanie]).

Cuando nació mi hija Alyssa, los médicos le diagnosticaron síndrome de Turner. Ese podría haber sido el fin de la historia, cuando pienso en todo lo que mi hija no es, lo que no puede hacer y todos sus obstáculos. No obstante, si creo en un Dios cuyos planes son perfectos, este es sólo el comienzo de una historia asombrosa.

El día de su nacimiento fue, indudablemente, una experiencia inesperada. Yo no tenía idea de que ella tenía este síndrome (fue inesperado para mí, pero estaba perfectamente orquestado por el Dios que la conoce desde mucho antes que yo).

Cuando se dieron cuenta de que tenía los pies hinchados y su llanto era demasiado suave, los médicos se preocuparon. Aunque los pulmones estaban funcionando bien, Alyssa no podía proyectar su llanto. Me dijeron que hiciera un seguimiento con mi médico de cabecera después de que nos dieran el alta, pero, como madre, tuve el presentimiento de que necesitaba saber más, ¡y cuanto antes!

Unos años atrás, había elegido para mi hija mayor (Cheyenne) a una pediatra en particular porque fue quien había diagnosticado a mi sobrino una enfermedad renal poco frecuente. Eso me hizo pensar que debía ser una profesional excelente. Sin embargo, no imaginaba que, tres años más tarde, ella misma llegaría al hospital la tarde del día en que nació Alyssa y sería la única médica en darse cuenta de que Alyssa tenía síndrome de Turner. Eso es lo maravilloso de nuestro Creador. Él tiene una perspectiva kilométrica y pone en marcha las cosas mucho antes de que nosotros sepamos que realmente las necesitábamos.

La llamé a su oficina, le describí la apariencia de Alyssa y le pedí que viniera a examinarla. Ella, inmediatamente, mandó a hacerle un análisis de sangre y un ecocardiograma y descubrió que mi hija tenía una coartación aórtica, es decir, un estrechamiento de la aorta. Alyssa quedó en la unidad neonatológica de terapia intensiva bajo supervisión constante. Después de una semana y media, su problema cardíaco se agravó y la trasladaron a la unidad coronaria de un hospital de niños muy conocido. Allí, le hicieron una cirugía cardiovascular al día siguiente y, a los diez días, le dieron el alta.

Ese fue sólo el principio de mi camino como madre de una niña con síndrome de Turner. A medida que mi hija crece, sus dificultades médicas y de aprendizaje van cambiando y siempre hay algo nuevo que aprender sobre cómo cuidarla. El diagnóstico precoz es sumamente importante para que las niñas tengan mucho tiempo para tratar con estas dificultades tan pronto como sea posible.

A pesar de sus numerosos problemas otorrinolaringológicos, las hernias, las enfermedades gástricas y los grandes desafíos que enfrenta en el aprendizaje, Alyssa es la niña más alegre, entusiasta, optimista y llena de vida que conocí en mi vida.

¿Son conscientes de que Dios los designó a ustedes para que fueran los mejores defensores de sus hijos? Él los eligió a ustedes y les dará la capacidad de ser increíbles en su tarea. Aprendan todo lo que puedan sobre el síndrome de Turner, o cualquiera sea la dificultad física o mental particular que enfrente su hijo. Concienticen a los demás. No den por hecho que los médicos sabrán abordar todos los detalles. En ocasiones, como madre, supe más que los médicos.

Por otro lado, no sean ansiosos, porque no saben cómo saldrá su hijo de los muchos desafíos que tiene por delante. Tan solo, opten por aprender sobre consejos médicos, tratamientos y los síntomas que experimentan los niños que padecen esa enfermedad a la edad que ahora tiene su hijo.

Permítanle a Dios caminar junto a ustedes en el presente. Tener esta mentalidad trae paz. De pronto, también descubrirán que, en el transcurso de su caminar, Dios les ha mostrado un futuro donde no hay temor.

Por sobre todas las cosas, no pierdan la esperanza. No se concentren en todas las cosas malas que podrían pasarle a su familia (que son muchas), sino en las cosas increíblemente buenas que podrían suceder a través de su familia.

Recuerden, Dios creó a su hijo a la perfección. Y Dios los eligió a ustedes. Eso significa que pueden lidiar con esta situación, y que tienen el enorme privilegio de ser los padres de su hijo. Dios ha elegido a su hijo para darle un destino increíble.

Por último, siempre recuerden que Dios tiene una perspectiva mucho más amplia y abarcadora, y que él está escribiendo una historia asombrosa con ustedes y con su hijo. Podemos confiar en Dios. Podemos hallar el sentido de estas circunstancias en las enseñanzas bíblicas sobre la providencia, la sabiduría y la bondad de Dios. Por mi parte, no imagino cómo habría procesado todo lo que pasamos con mi familia sin mi relación con Jesús. Es más, sé, por lo que dice la Biblia, que mi hija tiene valor, potencial y un llamado de Dios a ser una bendición para los demás.

Traducido por Micaela Ozores

2 comments

  1. Stephanie Weaver, eso es lo que llamo sabiduria de lo alto.
    Concuerdo que si Dios permite las pruebas es porque ya nos dio de ante mano la salida.

    Bendigo la vida de tu familia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Stephanie!! Nosotros vivimos una situación distinta pero similar a la vez, nuestro hijito tiene TEA trastorno de espectro autista, y si bien son cosas distintas, hay cosas que nos hacen entender mucho todo lo que contas. Somos mamás que ponemos la mirada e importancia en cada logro aunque sea chiquito de nuestros hijos, que aunque estemos tristes o cansadas sentimos que esas palabras no existen en nuestra vida cotidiana y “tenemos que levantarnos como sea”, que de un día para el otro nos convertimos en NUTRICIONISTAS, PSICÓLOGAS, TERAPEUTAS Y HASTA ANIMADORAS, que la felicidad que llena nuestro corazón es ver cada logro de nuestros hijos y nos damos cuenta que cada esfuerzo vale!. Es como decís Dios hizo perfectos a nuestros hijos y nos va perfeccionando a nosotros en cada área de nuestra vida y de nuestro carácter. Gracias por compartir tu historia y darnos ánimo y esperanza! Dios los bendiga!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.