¿Que haré con el resto de mi vida?

Por Jorge Yunes (Con Richard L. Smith)
Por Jorge Yunes
(Con Richard L. Smith)

Desde que comenzó el año, es una pregunta que viene a mi mente en reiteradas ocasiones. Quizás porque lea muchas historias y biografías de misioneros. Quizás también porque leí los dos libros de David Platt, Radical y Follow Me. O quizás también porque esté leyendo muchos planes de Youversion relacionados con el llamado de Dios para mi vida.

Hay 2 salmos que siempre leo cada comienzo de año, al momento de definir mis metas y mis objetivos para el año.

¡Enséñanos a contar bien nuestros días,para que en el corazón acumulemos sabiduría! (90:12)

Señor, hazme saber qué fin tendré, y cuánto tiempo me queda de vida. ¡Quiero saber cuán frágil soy! (39:4)

Me resulta interesante que “contar” y “cuanto” son palabras, en el original, referidas a temas contables o referidos a las matemáticas. Algunas versiones y traducciones ponen de manifiesto que se refieren a contar numéricamente nuestros días, pero lo que mas ha capturado toda mi atención es la frase del Salmista en el versículo 4, del capítulo 39.

En mis palabras, parecería decir: “Señor, avísame por favor cómo va a terminar mi vida, porque no tengo la menor idea.” O parafraseando al Salmo 90:12, “Señor, ¿me dirías, aproximadamente, cuanto mas voy a vivir?, porque quiero tomar decisiones sabias para siempre.”

A primera vista, suena muy triste que alguien te cuente el final de tu vida, como si fuera una película, sería perder todo tipo de entusiasmo. Pero creo que el Salmista va un paso más profundo en el razonamiento. El objetivo no es “spoilearte” tu vida, sino movilizarte a ir más allá de tus posibilidades. Al declarar que somos personas frágiles, le estamos diciendo a Dios algo que El ya sabe, pero es importante reconocerlo. Somos débiles criaturas en Tu mundo sin igual, ¿A donde vamos si Tu mano no detiene el temporal?, nos canta Marcos Vidal.

Me gustaría darte 3 tips para establecer tus metas.

  1. No te propongas nada que puedas hacer con tus fuerzas. 

El que conoce tu04mrpuzzled-color final es quien te creó y quien todos los días te permite despertarte, Él es quien mejor sabe hacer las cosas. Él es nuestro alfarero y nosotros somos el barro en Sus manos. Es por eso que si nos proponemos algo que podem
os hacer, no habrá desafíos para Dios en lo que hagamos. Si tus metas no incluyen algo sobrenatural, algo que requiera fe en un Dios sobrenatural, para que pueda realizarse, entonces tus metas serán metas en las que Dios será un espectador más.

  1. Que tu meta sea medible en términos humanos.

Ponerte metas tales como, “Conocer más a Dios” está buenísimo, pero serán complicadas a la hora de evaluar tu vida. En cambio, proponerte leer 1 capítulo más de la Biblia y orar al finalizar, es una meta que puedes poner un Ok en tu agenda y ver, semana tras semana, cómo la estás cumpliendo. Una persona que no tiene metas es como un barco atado en un muelle, ya que un barco fue construido para viajar en alta mar, para ir de un puerto a otro, para enfrentar tormentas, para detectar peligros y viajar. Una persona con metas, es una persona que tiene un propósito, un destino donde llegar.

  1. Piensa en tus prioridades.

No es bueno que al pensar en tus metas, el foco sea tu apetito o tus circunstancias actuales. Lo que vivimos, no siempre es lo que Dios tiene planeado que vivamos. Nuestra gran manera de planear la vida hoy, se basa en auto-satisfacer nuestras necesidades, comenzando por el Delivery hasta las mas exóticas vacaciones. Vivimos desafiados a renovar nuestro auto, nuestro celular, nuestra ropa y metas tales como “cambiar el auto” pueden ser buenas, en parte, ya que quizás eso modifica nuestras prioridades en la vida y hace que dejemos de ofrendar porque tenemos que pagar una cuota más cara, por ejemplo. 

Espero que éstos tres tips te movilicen a pensar algo extraordinario para tu año y que Dios, en su gracia y en su misericordia, pueda manifestarse en tu vida para SU única gloria!

Que Dios te ilumine en los próximos minutos después de que leas esta última oración y puedas escribir tus metas!

 

3 comentarios

  1. Me resulta minimamente chistoso que nos pongamos metas ‘para este año’. Tal vez Dios este pensando: “Pero no cumpliste la meta del año pasado y ya la queres cambiar?”
    Tal vez Dios nos tenga metas preparadas que tengan una duracion de 90 dias o de 500 dias. Por que tiene que ser tan lineal de 365 dias (366 este año).

    Me gusto mucho el posteo pero le agregaria una leve variacion al tercer tip: “Piensa en tus prioridades y fijate si se ajustan a las de Dios”.

    Y como cuarto punto: “Medita en lo que hiciste en el 2015 y busca la voz de Dios para ver si lo has terminado o si debes aplicarle una extension por mas tiempo.

    Muy bueno el posteo George.

    Gracias por compartir!

    Me gusta

    1. Has desatado una gran idea, porque Dios está afuera de nuestro tiempo y claramente para el 1 día son como mil años y mil años como un día. Ahora, Dios nos creo en un tiempo y nuestra prioridad de contar nuestros días debería ser siempre nuestra “primera prioridad” como lo dice el salmista.

      Claramente nadie puede asegurar que cumplió todo lo que se propuso en el 2015, ni tampoco podemos ver a nuestra vida separada por años, pero me parece un buen ejercicio intelectual poner paréntesis en nuestra vida. Cuando uno logra establecer un tiempo determinado, puede verificar cuánto te falta para terminar y eso puede hacernos más efectivos en el cumplimiento de la meta. Es quizás por esa razón que todas las dietas dicen “adelgace en …. días”

      Por último, nuestra vida tiende muchas veces a no ser muy lineal que digamos, sobre todo en los aprendizajes, a veces aprendemos la lección 1, 2 y 3, luego aprendemos la 6, la 8, y luego la 5, la 10 y 7 … Y así comparto plenamente que no podemos ser lineales en analizar nuestro crecimiento o madurez, pero en la otra mano, a veces aplicar reglas matemáticas sobre nuestras el proceso de cómo alcanzar las metas, pueden ser de ayuda para cumplirlas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .