¿De qué trata el Evangelio? (o ¿qué tan grande es el Evangelio? – Parte 1)

El Evangelio no se trata solo de usted y yo. No trata solamente de la salvación personal. Es mucho más amplio 03mrconfident-blackwhitey profundo que eso.

Yo creo que el Evangelio comprende tres dimensiones. Tiene una dimensión personal e individual, una dimensión corporativa y eclesiástica y una dimensión cósmica y eterna. La idea podría resumirse en una imagen:

Screenshot (63)

En primer lugar, nuestra salvación personal e individual es crucial, básica y gloriosa. Esta es la versión de la más oímos hablar. Sin embargo, el Evangelio no se trata solo de nosotros. Nuestra redención personal del pecado y Satanás es necesaria y magnífica; nuestra reconciliación con Dios y con los demás es restauradora y preciosa; pero estas bendiciones no son el fin de la historia, puesto que no somos redimidos solo a causa de nosotros mismos. De hecho, nuestras historias individuales están definidas por la iglesia, la comunidad redimida de Dios. No servimos ni adoramos a Dios en soledad o de manera independiente. Nuestra identidad y destino están determinados por la misión de Dios en el mundo que se lleva a cabo por medio del Cuerpo de Cristo. Por sobre todo, la historia de nuestra redención personal y la historia de la misión de la iglesia en última instancia se definen por la misión eterna y cósmica de la Trinidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

El Evangelio cristiano es simple, pero no simplista. Es más que un remedio para curarnos del pecado personal y restaurar las relaciones rotas. No es una mera fórmula para alcanzar el contentamiento personal, una autoimagen positiva, una familia feliz o el éxito, o incluso un pasaje gratuito hacia la bendición celestial. 

Permítanme decirlo de nuevo y reformularlo un poco: si bien nuestra salvación personal es gloriosa, el Evangelio no se trata solo de nosotros como individuos. El Evangelio no está centrado en el hombre, puesto que no somos salvos solo para gozar de la salvación nosotros mismos. De hecho, nuestras historias individuales están definidas por la iglesia y nuestro destino está determinado por la misión de Dios en el mundo, llevaba a cabo por medio del Cuerpo de Cristo; y la misión de la iglesia se define en última instancia por la misión eterna del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

El Evangelio cristiano es simple, pero no simplista. Es más que un remedio para curarnos del pecado personal y restaurar las relaciones rotas. No es una mera fórmula para alcanzar el contentamiento personal, una autoimagen positiva, una familia feliz o el éxito, o incluso un pasaje gratuito hacia la bendición celestial.

Más bien, el Evangelio es una cosmovisión, un manifiesto que predica una civilización nueva y eterna que ha de venirScreenshot (14) por medio de Jesucristo, el Señor. Si leemos la historia completa de la Biblia, descubriremos que las Buenas Nuevas tratan de un nuevo Edén, el paraíso restaurado y el tabernáculo eterno de Dios recreado sobre la tierra. Dicho en términos bíblicos, el Evangelio concierne al surgimiento de una “nueva creación”, el “reino de Dios” y los “nuevos cielos y nueva tierra en los que habita la justicia”.

¿Qué tan grande es el Evangelio? ¡Es realmente muy grande! ¿De qué trata? Trata de la restauración de todo lo que Dios creó y que ha sufrido los efectos del pecado —los seres humanos, la sociedad, la cultura y la naturaleza— a su potencial edénico, para la gloria de Dios y el beneficio de todos.

Parte 2: ¿Por qué presentamos con tanta frecuencia un Evangelio “simple” tan truncado? (miércoles).

 

5 comentarios

  1. Me gustó la frase:
    El Evangelio es una cosmovisión, un manifiesto que predica una civilización nueva y eterna que ha de venir por medio de Jesucristo, el Señor.

    Entiendo que el Evangelio tiene “capas” de entendimiento algunas de las cuales son simples xq de enfocan en la historia Jesús, o concepto inmediato de su muerte etc, pero otras son profundas y complejas como explicar xq lo hizo, con q medios, con q fin práctico y final, o incluso como afecto nuestra capacidad de cambiar de una cosmovision manchada x el pecado a una santa.
    En ciertos sentidos es simple (no simplista) y en otros es complejo no?

    Me gusta

  2. Since the Gospel is God’s word or perspective, it reflects His infinite mind. As such, His words apply to everything and everyone. The Gospel is profound and comprehensive. It is intellectually challenging and existentially revelant. We, on the other hand, tend to be reductionistic in our understanding and application, and we always view revelation through our idolatrous lens, i.e. through sin.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .